el diario de Carlos Pellegrini

PERSONAL, CAMAS DE TERAPIA Y RESPIRADORES: LA SITUACIÓN EN EL DEPARTAMENTO SAN MARTÍN

“Lo que tememos es por la cantidad de personal. En nuestro Departamento si se llegan a infectar 1 o 2 del equipo de Terapia, se puede producir un caos”. La frase le pertenece al Doctor Gustavo Giordana, Especialista en Terapia Intensiva.
En la conversación vía telefónica que logramos con el especialista, pudimos recabar datos sobre la cantidad de personal que cuenta el Departamento y otros detalles acerca de la disponibilidad de camas: “En el SAMCo. de San Jorge hay 4 camas de Terapia (1 para CoVid) y 2 camas más de Terapia Intermedia, en total son 6 camas. Las cuales tienen 5 respiradores buenos y otro que está para salir del paso. En la Clínica Centro hay 4 camas de terapia que tienen 1 respirador y se va a sumar otro. En SAMCo. El Trébol hay 4 camas de terapia con 4 respiradores”, comenzó detallando el doctor Giordana.
“Lo que tememos es por la cantidad de personal. En San Jorge, somos 6 médicos de guardia; en El Trébol son 4. En la Clínica Centro hay un médico para cada día, pero es uno solo el que maneja todo. El problema es si nos llegamos a infectar 1 o 2, se puede producir un caos. No van a venir profesionales de otro lado. Somos nosotros y nadie más”, alertó el terapista sobre la situación en nuestro Departamento.
Hasta el momento, no sucedió la compleja situación de tener a un paciente infectado de Covid en Terapia con respirador: “Por ahora, no tuvimos ningún caso. Solamente uno sospechoso de Sastre que cuando lo habíamos pasado a Terapia para intubarlo, nos avisaron que era Covid negativo”.
En respuesta a cómo se lleva a cabo el procedimiento para quienes necesiten de un respirador, Giordana contó cada paso: “Antes de intubar al paciente se hace lo que nosotros llamamos <bolsear> para ventilar al paciente. Luego, se coloca un tubo en la tráquea y al respirador. Pero en el caso de Covid positivo, hay que intubarlo rápidamente y no daría tiempo a realizar la acción de ventilarlo. Se le da sedación, una analgesia para un coma farmacológico, hay que poner el tubo rápidamente en la tráquea y conectarlo al respirador también rápidamente. Es una maniobra bastante compleja. Si la patología pulmonar no responde, hay que hacer esa ventilación con el paciente boca abajo (decúbito ventral); esta última opción es mucho más compleja, se debe hacer con sumo cuidado porque  el paciente está lleno de tubos y de cables, y se requiere de por lo menos 4 personas para hacerlo, no es sencillo”.

 

 

¿Quiénes pueden llegar a necesitar asistencia de un respirador?
“Los casos que pueden llegar a necesitar respirador son personas que tienen comorbilidades. Algunos ejemplos son los pacientes mayores a 65 o 70 años de edad, quienes son diabéticos, hipertensos, obesos, quienes tienen EPOC (fumadores), asmáticos; todos esos grupos son más propensos a necesitar respirador en caso de contraer el virus. Pero también se está viendo en otros lados, que son necesarios para gente joven que no tiene ninguna cormobilidad. Acá en San Jorge tenemos un paciente positivo que está en Sala General, pero que estuvo 7 días con insuficiencia respiratoria y recién ahora está mejorando, está sin fiebre, por lo que calculamos que no necesitaría de un respirador. Este paciente no tenía ningún problema respiratorio, ninguna cormobilidad, es deportista, pero ocurrió esta insuficiencia respiratoria”, confirmó el médico.
Por último, Giordana dejó un claro mensaje a la comunidad: «Les pido que se cuiden mucho. Es algo bravo, muy jodido. No es una simple gripe. Algunos tienen suerte y la pasan como tal, y para otros puede ser muy severo. Tenemos una capacidad de Terapia que no es grande, y aparte de la capacidad edilicia, está el personal que es muy importante. Al respirador lo maneja ‘gente’ y repito, si tenemos una o dos bajas en el equipo, es muy complicado. Porque no tenemos recambio”, expresó.
Don`t copy text!