el diario de Carlos Pellegrini

CARTA DE LECTORES: MARTÍN MECCHIA DESDE SUIZA

Hola queridos pellegrinenses:

Quizás algunos me recuerdan y quizás otros no… Soy pellegrinense pero ya hace tiempo no vivo en el pueblo. Actualmente estoy viviendo en Zurich (Suiza), uno de los países con mayor casos de infectados y muertos por el famoso coronavirus. Suiza está rodeada por Italia, Alemania y Francia, otros tres países con una situación extrema. Al estar conectados con el resto de Europa, y al ser una ciudad muy visitada por turistas, el número de contagios creció muy rápidamente.

Les escribo para contarles un poco como se vive acá, y quizás para aportar un poco en la concientización de esta pandemia.

Actualmente estoy haciendo investigación para la Universidad de Zurich, en un instituto localizado en el Jardín Botánico de la ciudad. Tanto la universidad como el instituto se encuentran cerrados. Como en muchos países, se está pidiendo a la gente no salir a la calle. Sólo a los supermercados o por situaciones extremas. No hay bares, ni gimnasios, ni locales de ropa abiertos hace más de una semana.

Hoy en día todo gira en torno al virus. Charlas por teléfono, noticias, carteles, mails. Lo cual genera una situación de estrés constante. Lo bueno de Suiza es que la gente sigue las reglas. En los supermercados hay filas en la puerta, y están todos bien alejados, sin necesidad que nadie nos exija mantener distancia. Sin embargo no sabemos cuándo va a cambiar esta situación. 

Como científico y al estar viviendo en esta situación particular, les aconsejo lo siguiente:

Mantener la calma. La paranoia no ayuda. No es necesario comprar 200 paquetes de papel higiénico y todo el jabón del supermercado. Primero, este virus no produce diarrea. Segundo, al comprar más cantidad de la necesaria de alcohol o jabón, se evita que otras personas tengan acceso a ese material, indispensable para reducir el número de contagios. Tenemos que usar la lógica.

Escuchar sólo lo necesario. Más que nunca hay que enfocarse y hacer caso a lo que dicen los profesionales (médicos y científicos) y gobernantes. No hay que darle importancia a todo lo que hay en las redes sociales. Hay mucha mala información dando vuelta.

Mantener distancia. Claramente en Argentina el gobierno en su conjunto pide que se respete la cuarentena. Es clave para evitar un aumento exagerado del número de contagios, como bien se dice: reducir la curva.

No ser egoístas. Aunque pareciera que el grupo en riesgo es solo parte de la población, principalmente las personas mayores o inmunodeprimidas, eso no significa que no estemos todos en riesgo. Si el número de casos sigue aumentando, como ocurre en Italia, los hospitales se saturarán y no habrá lugar ni profesionales para atender a todos. En ese caso, los hospitales no podrán atender accidentes o complicaciones como apendicitis, partos complicados, etc. Entonces… hay que ser solidario con las personas en riesgo, pero también hay que pensar en que los hospitales no están preparados para un caso ATIPICO como el que estamos viviendo. Reduciendo la curva se va a permitir controlar el virus y salvar el mayor número de vidas.

Espero que todo esto pase pronto, pero hay que tener paciencia… van a ser meses complicados…

 

Sería lindo que otros pellegrinenses que viven en otros países manden sus historias… como para estar todos más cerca… ¿no?

 

 

Saludos desde Zurich

Martin Mecchia.

No se puede copiar!