el diario de Carlos Pellegrini

CÓMO EVITAR LAS INTOXICACIONES ALIMENTARIAS EN VERANO

Si bien no son exclusivas del verano, las altas temperaturas favorecen las intoxicaciones con aparición de síntomas cómo diarreas y vómitos. Algunos consejos claves para prevenirlas: la compra en el super, el orden de la heladera y la higiene de manos.

 

 

POR: Ing. Alejandra Garro

Encontramos bacterias naturalmente en todas las superficies, en la piel y también en el alimento. Estos microorganismos crecen y se multiplican más en condiciones ambiente particulares, por ejemplo, un rango de temperatura entre 25 y 35°C aproximadamente y un ambiente húmedo, como el que tenemos en nuestra zona.

Cuando se reproducen rápidamente son capaces de provocarnos múltiples enfermedades, la más común es una intoxicación por consumo de un alimento. Cursan con síntomas como diarrea y vómito que, frecuentemente, se lo adjudicamos equivocadamente a habernos excedido en las porciones. Sin embargo, pueden tener origen en el consumo de un alimento contaminado, aunque su aspecto no nos haya advertido del peligro. No todos los alimentos descompuestos tienen necesariamente mal olor, sabor o color.

Justamente por esta falta de advertencia es que no intoxicarnos depende del cuidado que tengamos en la higiene culinaria.

Prácticas seguras

  • Cuando vayas al supermercado, hace el recorrido de tal forma que los alimentos refrigerados sean los últimos en subirse al carrito. Y de ahí, rápidamente a casa, para que la temperatura de éstos, nunca llegue al rango peligroso.
  • Nunca dejes que alimentos cocidos listos para consumir lleguen a temperatura ambiente. Mantenelos a un fuego bajo siempre sobre los 60°C, hasta la hora de comer; o bien, llevalos a la heladera que debe tener 5°C de media.
  • Evita descongelar alimentos fuera de la heladera. Lo correcto es 24hs antes bajarlos del freezer al gabinete bajo de la heladera y dejar que descongelen ahí.
  • Si usas trapos de cocina, evita que permanezcan húmedos. Desinfectalos frecuentemente con agua y lavandina o hervilos y dejalos secar.
  • Lavado frecuente de manos. Esta práctica se reforzó desde la aparición del COVID-19. Es importante seguir con esta rutina, especialmente antes de manipular alimentos.
  • Limpiar la heladera en profundidad al menos cada 30 días, distribuir los alimentos de manera tal que no obstruyan la circulación de aire frío y colocar los alimentos más perecederos como carnes en los estantes más fríos.
  • Si es posible, tener en caso un termómetro de cocina nos ayudará a cuidarnos mejor.

Tu alimentación es tu responsabilidad. Informate y aprende a comer porque…

 

“Lo que comes hoy, tu cuerpo te lo agradecerá mañana”

 

IG: @garroalejandra    WEB: alegarro.blogspot.com   YOUTUBE: ALIMENTACION Y CONSUMO – Ale Garro