el diario de Carlos Pellegrini

CONVOCAN A UNA MARCHA DE PROTESTA EN AUTOS

La Asociación Médica del Departamento San Martín, en concordancia con demás Federaciones Médicas de nuestro país, expresa su más enérgico repudio al intento de criminalizar la atención médica, en el transcurso de la pandemia que nos azota, al promover una demanda penal a dos médicos que desarrollan su actividad, en la provincia de Córdoba. 

Es por eso que convocan a una marcha en auto, sin bajarse del vehículo y tocando bocinas, alrededor de las plazas de todas las localidades del Departamento San Martín, este viernes a las 19 horas.


En estas circunstancias muy pocas veces vistas en nuestro país, cuando los profesionales de la salud nos vemos comprometidos e involucrados en la lucha contra la enfermedad, que ya ha costado vidas de colegas en nuestros país y en el mundo, producida por un agente patógeno que se encuentra en etapa de frenético estudio, con importantes áreas de desconocimiento respecto a sus características, para el cual no existe vacuna ni tratamiento efectivo comprobado, con una contagiosidad muy alta; se debería colaborar con quienes se encuentran en la primera línea de atención, no con aplausos ni diatribas políticas, sino evitando o morigerando el riesgo para los profesionales y desalentando la adopción de medidas que intensifiquen los temores de contraer la enfermedad o morir producto de su desempeño en el primer lugar de atención, a lo que se agrega la espada de Damocles del acoso legal.
Este tipo de medidas provocarán mayor desconfianza en nuestra sociedad, e intensificarán hechos de discriminación hacia los médicos, lo cuales ya hemos visto con tristeza y preocupación, por lo que oportunamente fueron repudiados.
Por ultimo como han marcado distintas sociedades médicas de nuestro país, los trabajadores de la salud no somos héroes, tampoco villanos, es por ello que, en estos tiempos de pandemia, más que nunca, es preciso tomar conciencia que no es a través de la criminalización de las prácticas profesionales el camino a seguir para proteger a la comunidad, sino el necesario reconocimiento de las actividades esenciales que despliegan todos los trabajadores de la salud, además, es una oportunidad para reclamar una jerarquización de nuestra profesión, muchas veces menospreciada y sub valorada por los gobiernos y algunos sectores de la sociedad.

No se puede copiar!