el diario de Carlos Pellegrini

DÍA DEL MÉDICO: REFERENTES DE LA ASOCIACIÓN MÉDICA RECONOCEN EL GRAN TRABAJO DE SUS COLEGAS

En el día de hoy se está celebrando el día internacional del Médico. El doctor Livio Lépore es el presidente de la Asociación Médica del Departamento San Martín y Pablo Cándiz, tesorero. Además de sus reconocidas trayectorias, cuentan la experiencia en la profesión.

Desde hace años, en los alrededores de nuestra zona, decir «Doctor Livio» es sinónimo de el doctor de los niños. Si bien, a la Pediatría se fueron sumando otros especialistas, el Doctor Lépore ejerce desde el año 1985 en El Trébol y zona: «desde muy chico decidí ser Médico. Siempre me gustó y cuando tuve la posibilidad de estudiar no lo dudé. Me recibí en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario y realicé mi pasantía en el Hospital Granaderos a Caballos de Baigorria, muy cerca a Rosario», cuenta el doctor sobre los primeros pasos en la profesión.

«Llevo 37 años siendo Médico Pediatra. Tuve la suerte de empezar a trabajar en un lugar que me conocían, ya sabían quién era. Nunca me faltó trabajo. Cuando vine en el 85, recuerdo que junto a Alicia Céliz cubríamos toda la zona, empezábamos de día muy temprano y terminábamos a la noche. Igual, especialmente en la Pediatría lleva bastante tiempo establecerse, uno tiene que estar siempre que lo requieren, ser constante. Es una responsabilidad muy grande«, comenta Livio y la importancia de su desarrollo profesional lo lleva a decir: «un padre cuando se le enferma un hijo, lo primero que hace es llamar porque lo quiere ver bien, por eso digo que uno tiene que estar todo el tiempo».

En cuanto a la evolución de la medicina durante su trayectoria, el Médico recuerda: «en estos 37 años creo que la ciencia médicinal ha dado 4 o 5 vueltas ya. Por ejemplo, una tomografía se pedía muy ocasionalmente, hoy es un diagnóstico cotidiano que utilizan los colegas. Lo mismo la ecografía que se hacía por sección o pedir Laboratorio era para casos particulares. Ahora todo eso es rutinario. La ciencia médica no hay dudas que evolucionó», manifiesta.

Al momento de contar qué es lo que marca a esta profesión y sobre todo en su especialidad, Lépore dice: «hay 2 cosas que me marcan hasta el día de hoy: una es el nacimiento, me repercute hasta hoy ver algo tan maravilloso, es algo muy fuerte. El otro lado que también marca es ver a un niño enfermo y no poder llegar a un diagnóstico, ni hablar si es algo grave» y suma a su relato: «ver cómo crece un niño también es algo hermoso».

En cuanto a este día tan especial, se enfoca en sus colegas: «hoy reconozco esta profesión por un trabajo muy arduo, es felicitar diariamente a mis colegas. Los que estuvieron en la Primera Línea en estos últimos dos años con la Pandemia, nosotros solemos decir que «pelearon en la trinchera», algunos hasta dejaron la vida por otras personas. Por lo general, no está reconocido nuestro trabajo y no lo digo sólo por lo económico. También en lo social, no se le tiene el mismo respeto tal vez que había antes sobre un médico», afirma.

«Después de tantos años, estoy a pleno, tengo algo a favor que es la experiencia. Hoy, mi consultorio lo manejo con mucha soltura, no es una carga para mí. Sí puedo decir que cuando la demanda es alta, es bravo. Hoy, después de tantos años, sin dejar la atención, sí mido los tiempos. Lógicamente hay un desgaste psíquico y mental bastante grande. Pero es lo que requiere esta profesión de la cual estoy orgulloso», cuenta el doctor Lépore quien finaliza con: «quiero desearle un muy Felíz Día a cada uno de los colegas y agradecer este reportaje a ustedes».

Por su parte, el doctor Pablo Cándiz, quien es tesorero de la Asociación Médica del Departamento San Martín manifiesta su orgullo de esta profesión: «desde que tengo uso de razón, quería ser médico, creo desde que iba a la primaria. Yo soy de Zárate y estaba a 15 minutos en tren de la Ciudad Universitaria. Mi viejo me decía, anda a buscar algo más lejos para poder desarrollarte mejor y crecer en tu vida y por eso fui a estudiar a Rosario. A los 24 ya me había recibido. Me interesó siempre lo público y recuerdo que cuando yo estudiaba en Rosario estaba Hermes Binner como intendente. Había toda una cuestión pionera en salud pública. Soy un afortunado en el camino que me tocó recorrer», cuenta el Médico familiar.

A la hora de hablar de sus colegas es imposible no marcar un antes y un después con lo vivido en Pandemia: «a todos nos marcó el Covid. A mi me cambió la visión de muchas cosas. Veía colegas que se enfermaban. A todos nos agarró sin conocimiento académico del caso y lo digo a nivel mundial. Nosotros estamos las 24 horas para la población», asegura.

También se hizo un tiempo para hablar de la medicina en nuestro país: «es de excelente calidad profesional. Hay disparidad en el interior y las grandes ciudades. Pero ese profesionalismo y vocación que hay, esa calidad humana, reemplaza lo que falta en varios casos. Es una mano de obra barata hoy. Los lugares que están planificaos tienen un muy buen funcionamiento de salud. Por ejemplo, en Pandemia que nada estaba planificado, los médicos tuvieron voluntad. Fue una cuestión humana afrontarla. Si no hubiera compromiso, todo hubiese sido distinto y peor», opinar el doctor.

Por último dice: «posterior a la peor parte de la Pandemia, recibí cariño y regalos como nunca, se lo decían a mis hijos en la calle: «tu papá me salvó la vida o me cargó en el auto cuando yo tenía covid». El agradecimiento más grande fue un abrazo y llamadas muy emotivas. La pandemia fue visagra para quienes estuvimos en Primera Línea», cerró el doctor.

Por supuesto que agradecemos el testimonio de ellos, representando a todos los médicos de nuestra zona y del país. Quienes merecen nuestros respetos, agradecimiento y felicitarlos por su labor diaria.