el diario de Carlos Pellegrini

ELINA RODRÍGUEZ LLEGÓ A ARGENTINA

Tras una odisea para salir de Italia, país donde estaba triunfando en el voley profesional y a la vez el más golpeado por la pandemia de Coronavirus, la pellegrinense Elina Rodríguez tomó la decisión de regresar a la Argentina y se aisló preventivamente en Capital Federal. En contacto con Portal Pellegrinense, nos contó su experiencia y sensaciones.

 

Salió el sábado y llegó el lunes a las 6 de la mañana a Ezeiza. El viaje fue una odisea: dos horas y media de auto hasta Milán, un vuelo hasta Roma, de ahí a Sao Paulo y una espera interminable de 14 horas arriba del avión. Hasta finalmente poder llegar a Buenos Aires.

“Cuando llegué ya tenía todo organizado para hacer la cuarentena, soy responsable y ya sabía que tenía que hacerlo. Soy muy consciente de lo que es este virus, y en todo momento supe que ir a Pellegrini sería un riesgo, primero por mi familia y luego por todos, así que la decisión fue quedarme en Buenos Aires y aislarme sola, cumpliendo con la cuarentena como corresponde”, comenzó relatando.

«En Italia estuve 14 días en cuarentena, no tuve contacto con el virus en ningún momento, se nos cancelaron los entrenamientos, así que estaba en mi casa sola y sin ningún síntoma. Sólo podía salir a hacer las compras con un certificado donde especificaba donde iba, no se podía circular por otras calles que no estaban especificadas en ese certificado, la policía controlaba todo. Sino, cobraban una multa de 200 euros y te hacían una causa penal. La situación era muy tensa», siguió contando.

 

«Fue una decisión muy difícil para mi el hecho de volverme; cuando salí de Argentina este año fue para cumplir mi sueño, para progresar y seguir creciendo, y que todo esto se vea interrumpido por una pandemia mundial y que tenga que estar en uno de los países más golpeados, con más contagios y muertes por este virus, donde las medidas son extremas, donde se canceló todo… fue muy difícil pasarlo, vivirlo. Vi como el país se venía abajo, como colapsaba el sistema de salud, cómo se morían más de 500 personas al día, como el ejército llevaba los ataúdes fuera de la región para cremarlos, nada que no hayan visto por la tele… hasta que pude volver sin tener síntoma alguno. Hoy sigo igual de bien por suerte y gracias a Dios después de un viaje de dos días no tengo ningún síntoma», describió.

«Como soy deportista, lo primordial para mi es la salud más allá de todo, por eso decidí volverme. Sentí también la necesidad de estar cerca de mi familia, estoy más tranquila acá. Sigo entrenando adentro, y próximamente seguiré entrenando con la gente de la Selección Argentina», finalizó Elina.

No se puede copiar!