el diario de Carlos Pellegrini

LICHI URTEAGA DEMOSTRÓ SU TALENTO SOBRE EL ESCENARIO DE COSQUÍN

A un costado del escenario Atahualpa Yupanqui había cuatro personas pintando un mural durante la primera noche del Festival de Cosquín, mientras cantaba Lucio Álvarez Quiroga. El trabajo final fue regalado a la organización por los 60 años.

El artista Mario Álvarez Quiroga invitó a cuatro muralistas para ser parte de su actuación en el Festival de Folklore. Hicieron una obra de Atahualpa que regalaron a la organización.

Los muralistas son Lisandro Urteaga, José Conrado, Sergio «Puma» Herrera y la hija del músico, Lucia Álvarez Quiroga.

«Es muy emocionante, recuerdo que venía desde chico a Cosquín a vender remeras pintadas en la calle para poder pagarme la temporada», contó a Cadena 3 Lisandro cuando bajaron del escenario.

Explicó que Mario los convocó, a través de su hija, con la idea de que durante la actuación pinten un mural en homenaje a Atahualpa, «lo hicimos en base a lo que dice la historia, creaciones y sentires. Fue hicimos una interpretación de manera simple», dijo el artista.

El mural fue pintado en su totalidad sobre el escenario, en medio de la presentación, con la música de Quiroga de fondo y más de 9 mil testigos que se convocaron en la Plaza Próspero Molina durante la primera luna del Festival Nacional de Folclore.

 

 

 

Fuente: Yeny Ortega Benavides, Cadena 3.
No se puede copiar!