el diario de Carlos Pellegrini

MARITO MARTÍNEZ LO HIZO DE NUEVO: OTRO LOGRO QUE REVOLUCIONA CONEGLIANO

“Un meravigliosotraguardo” reza el título de un portal italiano. La referencia es para el TeamSpesConegliano, el equipo que dirige nadie más que Mario Régulo Martínez, nuestro «Marito».

 

Por: Period. Matías Fantusatti

El logro ahora sí consumado se dio días atrás. Porque el conjunto veneciano tuvo que esperar la decisión de la Federación que le terminó otorgando el ascenso a la Serie B2 del voleibol italiano, el segundo consecutivo. La pandemia había obligado a suspender el torneo pero el equipo de Martínez marchaba cómodo puntero con una campaña impecable de 14 victorias sobre 15 juegos y 9 puntos de ventaja sobre su escolta Venezia.

En este mundo globalizado que nos ofrece la posibilidad de hacer un viaje imaginario y estar por un rato del otro lado del océano, tomamos contacto vía WhatsApp con el entrenador. Sin olvidar sus raíces se puso muy contento por nuestro interés para saber sobre su andar por el viejo continente.

Mario vive desde hace 15 años en Conegliano, un poblado que no supera los 40 mil habitantes, ubicado en la región del Veneto, provincia de Treviso y al Norte de la península italiana. Sus logros son reconocidos en aquel país y en todo el mundo Voley. “Después de que terminó mi aventura de girar por varios lugares me establecí acá”, nos cuenta.

Después de sus primeros 6 años en el Conegliano, pasó 1 año en el Parma (donde llegó a la final), 2 años con la Selección masculina de Finlandia (con Daniel Castellani) : “fue muy linda experiencia con un amigo del voley. En lo deportivo fue muy bueno y lo llamativo de mi estadía en ese país fue que pasé 2 meses de verano donde siempre fue de día”. Luegodirigió al Frosinone donde logró conquistar la Copa Italia y ascendió a la serie A1. “Después de eso me volví un verano a Argentina como pocas veces lo hice en 15 años y me ofrecieron trabajar en inferiores de un club, yo no tenía muchas ganas porque me acostumbré a trabajar con adultos pero probé y me terminé quedando 3 años. Para después sí volver al Conegliano pero sabiendo que arrancaba desde lo más abajo que es la Serie D”, nos detalla quien fue también formador de grandes talentos del voley argentino además de ser el “descubridor” de Carolina Costagrande.

Aquel recorrido por el ascenso de la Liga más competitiva del mundo comenzó con muchas aspiraciones pero sabiendo que llevaría un enorme trabajo para conquistar logros: “empezamos con todas chicas del club y logramos el ascenso a la Serie C. Este año habíamos reforzado el equipo y tuvimos un comienzo muy bueno, le sacamos una gran diferencia al segundo hasta que llegó la pandemia y nos partió al medio, como a todo el mundo”, remarca y agrega: “También habíamos logrado llegar a la final de la Copa Venetto (copa de la región)”.

La determinación finalmente de promocionar al equipo de colores azul y amarillo hacia la categoría Serie B2 fue toda una revolución: “la categoría a la cual ascendimos es la primera en competencia a nivel nacional, significa como un cuarto nivel y es muy competitiva. Por supuesto que ya remarcamos que nuestros objetivos serán seguir creciendo y apuntar llegar a las categorías superiores del país”, nos comenta desde su casa donde en estos días se encuentra en sus merecidas vacaciones.

Mario vive con su esposa María José Venezia (Cheché, oriunda de El Trébol) y sus hijos Nacho y Gonzalo: “mi esposa es contadora trabaja en una empresa regional, es la que más trabaja ja, Nacho está estudiando Economía y el más chico terminando su último año de escuela y para alegría mía los 2 juegan al voley (N de la R.: Ignacio se encontraba jugando en Hungría antes de la pandemia). Acá la situación es mucho mejor con el virus. Ya es todo casi normal. Nuestra única preocupación en cuanto a la pandemia es que con el calor no se fue (en Italia se están registrando temperaturas entre 30 y 34 grados). La gente ya le perdió el miedo”, nos interioriza acerca de su familia y la situación actual en el Europa para culminar la nota no sin antes manifestar su cariño por Carlos Pellegrini: “siempre es lindo comunicarse y no puedo dejar la oportunidad de dejar mis saludos a todo mi pueblo, mis grandes amigos de allí y de El Trébol y lo más especial que tengo que son Mario Régulo y Rosita”, finaliza refiriéndose a sus padres.

Mario Régulo Martínez. El formador, padre, entrenador, un tipo ganador aunque él no lo diga, que se cargó sus sueños y se fue a triunfar al viejo continente. Que lo aprecia todo el mundo voley. Que tantos jugadores reconocidos no olvidan de hacer referencia a la enseñanza que les dejó. Un DT o Allenatore como se le dice en Italia que no se conforma con todos sus logros, que sigue apuntando alto. Mientras tanto el Conegliano lo disfruta, lo festeja. Saben que va por una revolución total. Pero para nosotros siempre será Marito, el de acá, el del pueblo. Fue un gusto.

No se puede copiar!