el diario de Carlos Pellegrini

PASO A PASO: CÓMO SE COMETEN LAS ESTAFAS TELEFÓNICAS O «CUENTO DEL TÍO»

Para entender el mecanismo con el que operan las bandas que cometieron estafas telefónicas en los últimos tiempos, un matrimonio que cayó en el engaño y le costó 200 mil pesos por un crédito que sacaron a nombre del esposo, contó los detalles de la operación delictiva a Portal Pellegrinense. Lamentablemente, la mayoría de los casos queda sin respuesta de la justicia.
«El 11 de mayo nosotros publicamos un auto a la venta en páginas de Facebook. El 12 de mayo a las 14 horas, nos llamó un hombre con característica de Buenos Aires, haciéndose llamar Fabián Martínez, dijo que era gerente de Oca y que estaba interesado en la compra del auto. Nos pidió el CBU para poder realizar la transacción, nos hace ir al cajero del banco para verificar. Ahí nos dice que vayamos a “Opción Clave” en el cajero, para que se pueda hacer la transacción, para que llegue el dinero a la cuenta», comenzaron contando.
Obviamente que esta es la parte fundamental para cometer el delito de estafa, porque a partir de ahí, se gestiona el HombeBanking y el delincuente puede operar directamente desde una computadora, con los datos previos que les pasaron los engañados, (CBU, DNI, nombre usuario, y la clave generada desde el cajero para poder hacer el HomeBanking). De manera virtual inmediatamente gestionaron un crédito de 200 mil pesos en otro banco, cifra que los propios damnificados vieron en su cuenta, pero que sería luego desviada a otras cuentas sin perder tiempo.

Esas cuentas son verdaderas, pero generalmente se cierran en pocos días, y es difícil de comprobar que  con ellas se haya cometido un delito.

Siguiendo con la manipulación, quien les hablaba por teléfono les dijo que se vuelvan  “que iba a tardar unos 20 minutos en hacer la transferencia. Regresamos y verificamos que el depósito esté hecho y vemos que en la cuenta hay depositado una suma de dinero de 200 mil pesos (que en realidad era el dinero del crédito que habían gestionado desde la cuenta). Entonces él nos dice que se equivocó, que nos había depositado dinero demás, y que si podíamos devolverle una parte, unos 20 mil pesos. Nos pasó un CBU y vemos el nombre de una mujer, nos dijo que era su señora. Le hicimos la transferencia.  Nos fuimos, y nos dijo que al día siguiente nos iba a llamar un gestor. Y eso también pasó, un supuesto gestor nos llamó para coordinar la entrega del auto y los papeles. Eso fue como para ganar tiempo”.
“A la tarde fuimos al cajero y nos devolvió la tarjeta. Nos llamó la atención, y al día siguiente nos fuimos al Banco con un turno, le contamos lo sucedido, y nos confirman que la tarjeta estaba bloqueada porque vieron movimientos e intentos de movimientos, de mucho dinero. Entonces se bloqueó. Lo que llegaron a hacer es sacar un crédito de 200 mil pesos a pagar en 48 cuotas de alrededor de  12 mil pesos por mes.  Hicimos la denuncia por lo que había pasado, llamamos a un 0800 del banco, y nos dijeron que el banco no era responsable de lo que había pasado. Y bueno, es al día de hoy que no pasó nada… El Fiscal nos dio a entender que no se puede hacer nada”, se lamentó el matrimonio.
Finalmente, cuando vendieron el vehículo en cuestión, afrontaron el pago del crédito con que los estafaron, porque los intereses eran muy altos y las cuotas se debitarían directamente cuando a ellos les depositen el sueldo mensual.
Así es como operan las bandas delictivas, están muy bien organizados. Quien hace el contacto telefónico se muestra interesado, maneja un tono cordial, generalmente repite una y otra vez el nombre de la persona a la que quieren engañar en las llamadas, y sus víctimas en general, desconocen el manejo de cajeros, por eso también caen en el engaño. Les hacen creer que el número que les proporcionan y tienen que poner en GESTIÓN DE CLAVES y confirmar, – y que supuestamente es para aceptar la transferencia-, es en realidad para generar un HomeBanking desde el cual cometen delitos: les vacían las cuentas, gestionan créditos en entidades bancarias, hacen pagos, recargas de empresas de telefonía o televisión, etc.
Don`t copy text!