el diario de Carlos Pellegrini

«JAMÁS PENSÉ QUE COLOCARME UNA VACUNA ME HARÍA TAN FELIZ»

La Psicóloga Adriana García es la primera pellegrinense en recibir la vacuna Sputnik-V contra el Covid 19.

En el Departamento San Martín comenzó el jueves pasado la vacunación al personal de las Terapias y al personal de salud de hospitales y centros de salud de las ciudades de El Trébol y San Jorge.
A la PS. Adriana García, ayer le aplicaron la primera dosis de la vacuna, convirtiéndose en la primera ciudadana de Carlos Pellegrini en recibirla.
«Estoy muy contenta, jamás pensé que colocarme una vacuna me haría tan feliz, lo esperaba ansiosamente», comenzó diciendo.
«Trabajo en el Centro de Salud Juventas, San Jorge, por eso me había anotado allá; ayer me convocaron y recibí la vacuna», prosiguió.
«Considero que hay que vacunarse porque es el único resguardo contra esta enfermedad que no sabemos qué secuelas puede dejar; además, para alivianar al sistema de salud que por momentos se ve colapsado. Yo me vacuné por mis seres queridos, porque quiero seguir disfrutándolos,  por la vida misma, y para no contagiar al otro».
Agregó: «He tenido pacientes que han fallecidos por esta enfermedad, personas relativamente jóvenes, porque no se muere sólo gente de 90 años, se muere gente que tenía mucho para dar».
Respecto al desprestigio de la vacuna expresó: «Hay muchos intereses creados alrededor de la vacuna, se manejan cifras millonarias y ese es uno de los motivos por el cual se busca desprestigiar la vacuna con campañas en contra».
«Igual, creo que la mayoría de la gente se va a vacunar, porque aunque quieran manejar a la gente a través del miedo, cuando muchos se vacunen y vean que los efectos adversos son como los de cualquier vacuna, la gente se va a vacunar. Aunque lo que menos vemos hoy es la empatía, la gente va a entender que es la única forma de resguardarse y se colocará la vacuna. La gente inteligente se va a vacunar«, finalizó.
Cabe destacar que la próxima y última dosis, la profesional la recibirá tras 21 días de la primera aplicación, para quedar inmunizada contra el virus que tiene de rodillas al mundo entero, aunque de a poco recupera las esperanzas con las vacunas.