el diario de Carlos Pellegrini

SAN MARTÍN FALLÓ EN LOS PENALES Y NO PUDO LEVANTAR LA COPA

El Rojinegro logró empatar la serie pero en la definición falló 3 veces. General de San Martín de las Escobas, el equipo de Nacho Meinero, es el nuevo campeón.

San Martín logró ganar en los 90 y poder forzar la serie a los penales. Si bien el partido fue de trámite muy parejo, el equipo pellegrinense logró una ventaja muy temprana. A los 7 minutos de comenzado el juego, le Sedrán le cometió penal a Aguirre y Cansina lo ejecutó para cambiar por gol y así el equipo de Caloni lograba el primer gran objetivo de empatar la serie.
El Rojinegro tuvo la chance de aumentar en el marcador. Primero con Aguirre quedando mano a mano con el arquero rival pero no pudo definir correctamente y otra de Bricco que se fue al lado del palo. Eckerdt también tuvo su buena participación al tapar lo que era el empate del local.
Ya en el segundo tiempo, hubo bajo vuelo futbolístico si bien el local intentó un par de veces anotar el gol del campeonato. Finalizó el partido con victoria Rojinegra y el título del año debería definirse por penales.
Allí, todo empezó con ventaja para San Martín ya que Cansina volvió a convertir el suyo y Eckerdt detuvo el primer penal. Pero después, lo inesperado: el arquero Banchio inspirado, tapó 3 penales y se convirtió en el héroe de la jornada. General, conducido por Juan Ignacio Meinero, fue campeón tras ganar la serie por 3 a 1 y dio la vuelta ante su gente tras 12 años de espera.
Hubo casi 3 mil personas en la cancha, el partido lo dirigió el ex árbitro internacional, Jorge Baliño y el comportamiento tanto del público como el de los protagonistas fue ejemplar.