el diario de Carlos Pellegrini

TRUNCO: LEY DE ETIQUETADO FRONTAL EN ALIMENTOS

El proyecto de ley que ya contaba con media sanción en senadores, buscaba el pasado martes la aprobación en diputados. Sin embargo, no hubo quorum. De qué se trata esta Ley y por qué los profesionales de la salud pelean por su sanción.
 
POR: Ing. ALEJANDRA GARRO
¿Qué es el etiquetado frontal?
El etiquetado frontal es básicamente un octógono negro que se exhibe en el frente del envase con leyendas simples y claras que advierten sobre niveles elevados de macro y micro nutrientes o características del alimento. Por ejemplo, el texto advertirá si el alimento es “ALTO EN SODIO”, “ALTO EN AZÚCAR” o “ALTO EN CALORÍAS”, entre otros.
La medida, que ya se aplica en Chile, busca que el consumidor pueda comprar inteligentemente en favor de su salud, teniendo información clara disponible sin tener que leer las letras diminutas e ininteligibles que hoy tenemos en el dorso del envase. Además, la ley busca controlar las imágenes engañosas que aparecen en el packaging y que se utilizan como recurso de marketing para hacer más apetecibles algunos alimentos de calidad nutricional dudosa.

 

 

Objetivos del proyecto de ley
La norma busca reducir los índices de obesidad en Argentina y mejorar la salud de la población, haciendo un aporte para disminuir el sobrepeso que afecta a 6 de cada 10 argentinos. Si bien no es la solución definitiva al enorme problema de alimentación que tenemos en el país, representa un instrumento útil que pretende contribuir a mejorar la alimentación de los argentinos.

 

Media sanción
El proyecto había obtenido media sanción en senadores el pasado 13 de julio, sin embargo, la  semana que pasó no consiguió el quorum en la cámara de diputados. El bloque de Juntos por el Cambio no se presentó a sesionar.
El proyecto despierta enfrentamientos. El primero se da entre profesionales de la salud e industriales. El sector salud aboga por la aplicación de la medida como elemento en favor de una dieta saludable mientras que los industriales, especialmente productores azucareros del norte del país, argumentan esta medida afectará su producción y volumen de ventas.
La opinión del ciudadano de a pie también está repartida: muchos a favor de la medida la destacan como necesaria ya que una fracción muy reducida de personas conocen qué y cómo comprar para nutrirse correctamente.  En la vereda de enfrente en foros de debate político, fundamentalmente el sector liberal, califica la ley de coartar la libertad tanto del consumidor final para comprar lo que desee como del industrial para publicitar con los elementos que considere necesarios.

 

 

ALEJANDRA GARRO – Ing. en Alimentos

Ig: @garroalejandra

FB: alejandragarro